Abdominoplastia

Este procedimiento se utiliza para remover el exceso de grasa y piel en el abdomen y también para apretar los músculos abdominales. Una abdominoplastía puede cambiar dramáticamente el contorno del abdomen, dejando a éste plano y más proporcionado con su físico. Este procedimiento deja una cicatriz en el abdomen que corre de cadera a cadera. La cicatriz usualmente queda escondida por el bikini y no es un problema para el paciente.

El procedimiento se hace bajo anestesia local con sedación. La operación comienza con una incisión en el abdomen bajo que remueve un elipse de piel y tejido subcutáneo entre el ombligo y el pubis. Al remover este tejido se logra acceso a los músculos abdominales y se ajustan con sutura permanente. El ombligo se suelta y la incisión se cierra con sutura fina que no es necesario remover luego ya que se absorbe. El ombligo se coloca nuevamente en su lugar anatómico. Se colocan dos drenajes, que serán removidos de 5 a 7 días luego de la cirugía.

El período de recuperación es de 1 a 2 semanas. Debe descansar por varios días, pero la recuperación debe ser activa, no debe estar todo el día en cama .Cualquier ejercicio pesado debe comenzarse luego del mes o cuando sea autorizado por el médico.

La incidencia de complicaciones es baja, y cuando surgen tienden ser complicaciones menores. Infección, hematomas, perdida de piel a lo largo de las incisiones, o en el ombligo pueden suceder. Este procedimiento a veces se puede combinar con liposucción para mejorar el resultado.

El cambio que deja esta cirugía es drástico y permanente, y probablemente encuentre que su ropa tiene que ser ajustada a su nueva forma. Como en todo procedimiento quirúrgico la mayoría de los cambios son inmediatos, pero el resultado sigue mejorando por un período de 6 meses a un año.

Entérate de nuestras ofertas mensuales (primero que nadie)

 
Correo Electrónico
Gracias, pero no me interesan los descuentos u ofertas.