Braquioplastía

La parte posterior del brazo puede llegar a colgar con el tiempo, o después de haber perdido mucho peso. Este problema se puede corregir con una braquioplastía. El tejido que cuelga y el tejido subcutáneo se aprietan y el exceso de piel se remueve. La operación es sencilla pero deja cicatrices notables en el brazo.

En ciertos casos se puede usar liposucción para remover grasa solamente. Esto sólo se puede hacer en personas más jóvenes, que tiene buena elasticidad en la piel, ya que se corre el riesgo que la piel no se reponga completamente dejando un pliegue de piel donde se saco la grasa.

El procedimiento es ambulatorio y se puede hacer bajo anestesia local y sedación. Los riesgos son menores, pero incluyen infección, hematomas, asimetría, cicatrices gruesas, perdida de sensación en la piel adjunta a la cicatriz, y en muy raros casos daño a nervios.

La mayoría de los pacientes que desean esta operación quedan muy satisfechos y encuentran que la cicatriz que queda no es nada comparada a la deformidad que tenían antes.

Entérate de nuestras ofertas mensuales (primero que nadie)

 
Correo Electrónico
Gracias, pero no me interesan los descuentos u ofertas.