Cirugía de Párpado

La blefaroplastía es una operación que se usa para rejuvenecer los ojos. El paciente que necesita este tipo de procedimiento se queja de una apariencia cansada en los ojos, de exceso de piel o bolsas en los párpados. La blefaroplastía no puede usarse para mejorar las áreas de decoloración que ocurren a veces en el párpado inferior, o las arrugas finas de expresión (patas de gallo), la posición de las cejas. Con ella se puede disminuir el exceso de grasa que causan las bolsas bajo los ojos y el exceso de piel que crea pliegues excesivos en el párpado superior. Las bolsas bajo los ojos pueden ocurrir a temprana edad si el defecto corre en la familia.
Este procedimiento es ambulatorio y se puede hacer bajo anestesia local y sedación. Esta operación también se puede combinar con otros procedimientos en la cara. La blefaroplastía superior se hace a través de una incisión en el pliegue normal del párpado y se remueve el exceso de piel, músculo y grasa que causan la deformidad. La blefaroplastía inferior se puede hacer por medio de una incisión externa en la línea de las pestañas cuando se tiene que remover piel, o por una incisión interna en la conjuntiva del párpado cuando solo se va a extraer grasa evitando así una cicatriz visible.

Problemas de la tiroides, ojos secos o con problemas de lagrimeo, glaucoma, presión alta, diabetes, o problemas cardiovasculares son contraindicaciones relativas para este procedimiento. Es importante consultar a un oftalmólogo antes de este procedimiento si usted sufre de cualquiera de éstas condiciones. Cuando este procedimiento lo hace un cirujano plástico calificado las complicaciones son mínimas y menores, sin embargo siempre existe la posibilidad de infección, hematoma, visión doble, ojos secos, asimetría, y muy infrecuentemente perdida de la vista. El ectropión, o el doblez del párpado inferior hacia fuera, es una de las complicaciones que suele requerir cirugía correctiva. Para evitar esta complicación a veces es necesario reforzar el ligamento que sostiene al ojo lateralmente con una puntada, o cantoplastía.

El proceso de recuperación no es complicado. Habrá hinchazón y probablemente coloración morada por unos días. El mantener la cabeza en alto, y las compresas frías ayudaran a disminuir la hinchazón. Una vez quitados los puntos se puede empezar a utilizar maquillaje y lentes de contacto. Los cambios suelen ser permanentes y en muy pocas ocasiones se tiene que reoperar.

Entérate de nuestras ofertas mensuales (primero que nadie)

 
Correo Electrónico
Gracias, pero no me interesan los descuentos u ofertas.