Cómo Evitar Desilusiones

El objetivo de la cirugía plástica es mejorar la apariencia y la función física del cuerpo.  Después de operados, la mayoría de pacientes comentan de un nuevo sentido de bienestar y de confianza en sí mismos.  El paciente tiene que tener expectativas realísticas para poder alcanzar un resultado satisfactorio.  Por eso, es muy importante que usted evalúe bien sus objetivos, y entienda los riesgos y las limitaciones de los procedimientos, y confíe en su cirujano plástico.

Un procedimiento quirúrgico combina arte y ciencia, no magia.  El cirujano tiene que trabajar con  los materiales suplidos por el paciente, por eso hay ciertos factores que limitan lo que se puede hacer.  Por ejemplo, no es posible crear una nariz fina, aguileña en alguien que tiene una nariz grande cubierta de piel gruesa.  Aún si fuera posible un cambio tan drástico, esto haría que el paciente se viera artificialmente fuera de balance con el resto de su rostro.

La calidad de la piel y el estado de salud del paciente son también muy importantes.  En Edén Esthetics tratamos de mejorar la calidad de la piel para prepararla para el procedimiento quirúrgico y para disminuir así las complicaciones durante la recuperación.  Esto puede incluir tratamientos faciales, limpieza de cutis, o en algunos casos “peeling” en ciertas áreas del cuerpo.  Todos estos procedimientos son hechos por nuestros esteticistas certificados.  También, lo orientaremos sobre su estado de salud, y le ayudamos en el proceso de modificación de conducta que sea necesaria para obtener un mejor resultado.

Frecuentemente me preguntan si se van a ver mucho mejor.  Esto es difícil de contestar porque la apariencia es muy subjetiva.  El cirujano no puede estar absolutamente seguro de lo que significa “mucho mejor” para el paciente.  Sin embargo, el objetivo de la cirugía plástica es mejorar la apariencia física, y esto es usualmente conseguido.  El cirujano tiene que poder discutir con usted su sentido de balance y armonía corporal y como esto aplica a su cuerpo.

Muchos pacientes quedan sorprendidos cuando la gente no nota los cambios de la operación.  Esto pasa porque no notaron la imperfección originalmente.  La decisión de operarse debe ser personal y no estar basada en lo que la gente piensa de usted.  Los cambios que se notan mucho suelen ser muy artificiales y deberían evitarse.