Faciales

La limpieza facial profunda es el primer paso antes de cualquier tratamiento estético. El propósito de la limpieza profunda es la eliminación de impurezas en la piel y debe realizarse al menos una vez al mes. Como complemento, podremos recomendarle exfoliación, hidratación, oxigenación y ámpulas.
Las ámpulas son portadores de hidratación. Estas pueden ser concentrados en vitaminas (C, D…), colágeno y otros. Las ámpulas pueden son aplicadas durante el facial.
No obstante, también tenemos otros ofrecimientos tales como la microdermoabrasión, tratamiento AHA (Ácido Glicólico), tratamiento Dermafrost (Ácido Salicílico), tratamiento para área orbital y Obagi Blue Peel.

Entérate de nuestras ofertas mensuales (primero que nadie)

 
Correo Electrónico
Gracias, pero no me interesan los descuentos u ofertas.