Levantamiento de Cara y Cuello

A medida que pasan los años, los efectos del sol, la intemperie, y la gravedad se empiezan a ver en la cara. La ritidoplastía es una operación que fue diseñada para tratar de mejorar la apariencia de la cara, especialmente en el área de la quijada y el cuello. Un buen candidato para esta operación es aquella persona que tiene desplazamiento inferior de estos tejidos y que retiene una buena estructura ósea y elasticidad en su piel. La operación remueve el exceso de piel en la cara y el cuello a la vez que ajusta el tejido subcutáneo y la musculatura facial. Este procedimiento le hará verse mas joven y descansada y probablemente le mejorará su autoestima, pero no le devolverá la juventud, la salud, ni la vitalidad que ha perdido. Antes de hacerse un estiramiento facial por favor analice su expectativa y discútala con su cirujano.

La ritidectomía se puede hacer en combinación con otros procedimientos. Es recomendable preparar el cutis con tratamientos estéticos para reducir las pequeñas arrugas de la piel que este tipo de cirugía no va a mejorar e hidratar la piel con cremas y faciales. La operación se hace a través de una incisión que empieza en la sien, desciende en el pliegue de piel anterior al oído (o por dentro de éste), continua alrededor de la oreja en su surco posterior, y termina en el cuero cabelludo del cuello. La piel se eleva, los músculos y el tejido subcutáneo se ajustan, y la piel se reviste sobre el área descartando el exceso. La incisión se cierra con una sutura fina,que se remueve a los diez día, se colocan drenajes para disminuir la incidencia de hematomas los cuales se remueven a los dos o tres días de la cirugía.

El procedimiento es ambulatorio y se hace bajo anestesia local con sedación. Pasarán por lo menos dos semanas antes de estar suficientemente deshinchada como para salir a la calle y no llamar la atención. Como en otros procedimientos de este tipo, mantener la cabeza en alto, utilizar compresas frías, y reposar diariamente apresurará su recuperación. Los hombres tienen que entender que probablemente van a tener que afeitarse detrás de las orejas donde la piel de la barba es reposicionada a menos que utilices depilación permanente en estas áreas.

Después de operado su cara se sentirá diferente. Puede sentir áreas apretadas y entumecidas. Sus rasgos se verán un poco distorsionados y su musculatura facial puede sentirse rígida. La incidencia de complicaciones de un estiramiento facial es baja, si el procedimiento hace un cirujano plástico con experiencia. Como en toda operación, siempre existe la posibilidad de infección, hematomas, asimetría, daño a nervios, perdida de pelo alrededor de las cicatrices o complicaciones de anestesia. La incidencia de complicaciones sube si usted tiene presión alta, diabetes, fuma, o tiene cualquier otro problema médico crónico; por eso recomendamos una evaluación médica antes de este procedimiento.

La permanencia de los cambios de un estiramiento facial depende del cuidado que usted le de a su piel después de operado. Nosotros recomendamos una serie de tratamientos de estética facial preventivos para mantener a su piel en óptima condición. Este procedimiento no detiene el envejecimiento de la persona. Su cara seguirá envejeciendo pero la operación se puede repetir en el futuro si es necesario. Los efectos son permanentes ya que aun años después de un estiramiento, se verá mejor que si nunca se lo hubiera hecho.